¿Qué es el TAE o Tasa Anual Equivalente?

¿Qué es el fondo de garantía de depósitos?
mayo 2, 2019
¿Qué son participaciones Preferentes?
mayo 2, 2019

Los clientes bancarios suelen tener muchas dudas al hacer sus consultar, una de las más frecuentes es qué es la Tasa Anual Equivalente y cómo se calcula el TAE. Antes de que tomes la decisión de depositar tu dinero en el banco para obtener una rentabilidad, a través de una cuenta corriente o depósitos en efectivo, planeas pedir un préstamo para hipotecas u otros asuntos personales, es importante que logres entender en totalidad la definición del TAE.

Estas siglas se pueden interpretar de dos maneras diferentes Tasa Anual Efectiva o Tasa Anual Equivalente, si bien cada uno tiene un significado diferente ambos denotan el mismo interés que se asocia a las inversiones o a los créditos dados por los bancos. Se trata de un término financiero que se puede definir como el resultado final de una fórmula matemática, misma que incorpora comisiones, plazo de operaciones e interés nominal.

Si deseas conocer más acerca del TAE, te invitamos a continuar leyendo este artículo, aquí vamos a decirte todo aquello que necesitas saber al respecto para que puedas realizar todas las transacciones bancaras pertinentes sin necesitar demasiada ayuda externa.

¿Qué se incluye dentro del TAE?

Dependiendo del ámbito en que se abarque, puede ser interpretado de diferente manera:

  • En productos ahorro: Se encarga de recoger las liquidaciones de pago, podríamos decir que concretamente es la parte que produce el dinero en juego.
  • En préstamos: ya sea en los de consumo, personales o hipotecarios en este se hayan dos conceptos diferentes:
  • Cancelación o amortización anticipada: aquí se manejan todos los gastos que se originan en las entidades financieras que surgen cuando se tramita un contrato crediticio. En la mayoría de los casos, la totalidad de dicha comisión es cobrada inmediatamente al firmarse el contrato, pero en algunos casos es posible pactar hacerlo en partes a lo largo de la duración del préstamo.
  • Comisión de apertura: por lo general las entidades bancarias dan a sus clientes la opción a cancelar un préstamo, total o parcial, antes de que termine el plazo, pero en dichos casos, como el interés se estima para el plazo de vida del préstamo, al ser acortado, los beneficios para el banco son menores.

Entonces ¿qué queda por fuera del TAE?

A pesar de que se trata de un tipo de interés extremadamente preciso en cuanto costes y beneficios dentro de las operaciones, existen excepciones especiales, como en el caso de los préstamos hipotecarios, los cuales son mucho más complejos y conllevan una serie de gastos que resultan inevitables que no se incluyen en el TAE, por tanto, debes tenerlos en cuenta al momento de realizar dichos procedimientos.

Esto significa que se excluyen todos los gastos que como cliente puedes evitar en uso de las facultades concedidas en el contrato, englobando algunos como lo son los gastos por transferencia de fondos que le debes al banco, gastos notariales e impuestos, por garantías y seguros o por abandono de terceros.

¿Cómo funciona el TAE en inversiones?

Cuando le planteas al banco tus intensiones, debes fijarte bien en que te están ofreciendo y tener muy claras todas las implicaciones de ello. Es importante que lo puedas diferenciar en intereses a diferentes plazos, mensual, semestral o el periodo de tiempo que más te convenga, también debes asegurarte de que la base de referencia siempre sea la misma al comprar dos inversiones distintas.

¿Cómo calcular los depósitos?

Para poder mostrarte adecuadamente cómo debes calcular los depósitos vamos a darte ejemplos basados en datos reales utilizados por el banco openbank en mayo del 2008, todos ellos basados en el TAE:

  1. Depósitos de bienvenida para clientes nuevos al 10%.
  2. Depósitos trimestrales de clientes nuevos al 6%.
  3. Deposito Premium por 12 meses al 4,5%.

Con solo dar un primer vistazo puedes notar que la mejor de entre las 3 opciones que ofrecen es la primera, pero luego te encuentras con la ya conocida letra pequeña y con la descripción de cada uno de los depósitos, y es allí cuando notaras las verdaderas diferencias.

Depósitos de bienvenida para clientes nuevos al 10%

  • El depósito es a 1 mes.
  • No tiene gastos.
  • No tiene comisiones.
  • No tiene comisiones de cancelación.

Depósitos trimestrales de clientes nuevos al 6%

  • El depósito es a 3 meses.
  • No tiene gastos.
  • No tiene comisiones.
  • Permite cancelación anticipada.

Deposito Premium por 12 meses al 4,5%

  • El importe es de mínimo 3.000 euros.
  • No tiene gastos ni comisiones.
  • Permite cancelación anticipada.

Ahora, imagina que inviertes 1.000 euros en cada uno de estos casos, haciendo uso de la siguiente formula:

  • Aquí se puede entender que r es el interés que se expresa como el término relativo, es decir, 4% seria 0,04 también llamado como interés nominal.
  • Luego f se interpreta como la frecuencia de los pagos o cobros del interés, el número correspondiente depende del tiempo destinado a los mismos, 1 si es anual, 2 semestral, 3 si es cuatrimestral, 4 si es trimestral, 6 si es bimestral y 12 si es mensual.

Caso 1

Podrás darte cuenta de que luego de ingresar los 1.000 euros en el depósito a 1 mes con solo 10% TAE obtienes 7,97 euros luego de terminados esos 30 días.

Caso 2

Los 1.00 euros al 6% TAE brinda ofrece solamente 14,67 euros de beneficio al culminar los 3 meses.

Caso 3

En el último caso, que era el depósito de los 1.000 euros a 12 meses, podrás obtener 45,00 euros con un deposito total de solamente 4,5% TAE.

Como bien pudiste darte cuenta luego de hacer por ti mismo las transacciones pertinentes es que debes tener siempre en cuenta el plazo al que accedes para contratar en tu depósito. Existe mucha publicidad engañosa, y por falta de conocimientos puedes irte por las opciones que a simple vista parecen ser las más indicadas.

¿Cómo funciona el TAE en préstamos?

Anteriormente te hicimos una breve mención a esto, los préstamos hipotecarios y TAE son un tema de bastante complejidad, incluso los préstamos personales y de crédito son considerados sencillos si se hace una comparación. Esto se debe principalmente a los periodos de tiempo que se manejan en cada caso, por ejemplo, una cuenta o un depósito se manejan en poco tiempo, por el contrario, un préstamo puede durar muchos años, algunos incluso pueden llegar a los 50 años, aunque son casos muy raros.

Por otro lado, cuando decides hacer una inversión eres tú quien le da dinero al banco, pero este es devuelto junto a un interés, pero cuando pides una hipoteca, el dinero que la institución bancaria te otorga se va devolviendo poco a poco, por tanto, la cantidad se vuelve cada vez menor con el pasar de los años, y el aumento de inflación en el país.

¿Cómo calcular las hipotecas?

Para poder calcular el TAE en casos de hipotecas, lo mejor es que lo hagas dejando referencias físicas para poder comparar luego entre 2 ofertas distintas, para que logres escoger la mejor. Es importante que tengas en cuenta que se cumplan estas condiciones:

  1. Que las dos ofertas sean al mismo plazo.
  2. Si ambas son de tipo fijo, pues en el caso de ser variables debes tener saber cuáles son los tipos de interés que irán cambiando, pues en un plazo de 20 0 30 años las cuotas pueden alterarse.
  3. TAE solamente incluye los gastos y las comisiones que obtiene la entidad financiera, y no otros gastos como los de escritura o notarios.

Una vez que hayas confirmado que se dan las condiciones que te hemos indicado, debes buscar cuál de ellas cuenta con la menor tasa anual equivalente o efectiva, allí podrás ver cuáles son los productos adicionales que necesitas para que realices una comparación entre una oferta y la otra, y así saber cuál de las dos es la mejor, puede que una de las opciones te brinde un menor TAE, pero requiera de 3 o 4 seguros a contratar y muchas otras condiciones desfavorables.

Consejos para utilizar

Estos son algunos consejos que te pueden ser de mucha ayuda al momento de interpretar adecuadamente el TAE. Estos son los 3 casos que deben darse siempre según las entidades financieras más relevantes de España:

  1. Debes hacer uso del TAE para comparar únicamente los préstamos que sean al mismo plazo, ya que las comisiones por si mismas dan la diferencia según el plazo al que se calculen.
  2. Bajo ninguna circunstancia comparar el TAE de un préstamo fijo con un préstamo variable, ya que el resultado será en todo momento teórico, pero no podrás saber a priori la verdadera evolución del índice de referencia.
  3. Tampoco se debe comparar el TAE de los préstamos personales con los hipotecarios, ya que el ultimo requiere muchos más gastos que no son incluidos en el cálculo del TAE legal.

Siguiendo estos consejos, y conociendo bien todo lo que concierne al uso del TAE en todos sus ámbitos, podrás realizar todas tus transacciones sin inconvenientes.

¿Cómo de útil ha sido este post?

Pulsa en una estrella para valorar

Puntuación promedio / 5. Contador de votos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *