Factoring, qué es y cómo funciona

¿Qué es y cómo se calcula el ratio de endeudamiento?
junio 15, 2019
Declaración de la renta 2019, ¿cómo pagar menos?
junio 19, 2019

Couple Looking At Domestic Finances At Home Together

Según las estadísticas el periodo de tiempo que se tardan las empresas en pagar una determinada factura es de 79,4 días y el 44% de las empresas pequeñas o medianas, también conocidas como pymes tienen facturas pendientes de cobro y que, de éstas, el 11% puede asegurar que jamás logran cobrar una décima parte de sus ventas.

Y esto es una situación que ha conducido al quiebre de muchas empresas, pues estas han sido forzadas a cerrar con sus actividades laborales debido al impagos o retrasos en el cobro de sus facturas. Pero esto se puede evitar por medio que Factoring

¿Qué es el Factoring?

Esta estrategia de Factoring consiste en la gestión de contratos en donde las empresas o personas deberán de otorgar ciertos créditos de su actividad comercial a otra empresa, por lo general son bancos, que tendrá la tarea de administrar su cobro correspondiente.

Cabe destacar que esta estrategia del factoring no se rige por unas leyes específicas, pues esto se realiza por medio de convenios.

Las pymes y el Factoring

Las entidades financieras pueden aplicar el factoring a las empresas pequeñas y medianas siempre y cuando estas, estén asociadas o tengan contratos con grandes empresas.

¿Cómo funciona el Factoring?

Cuando las entidades financieras verifican y aceptan el proceso de factoring con una empresa en particular, esta entidad recibirá los derechos del crédito, que suelen denominarse “factor”, luego la entidad financiera se encargara de pagar a la empresa cedente en el instante en que se hace cargo de la operación del mecanismo de cobro y también tendrá la función de cobrarle al cliente dentro de la fecha estipulada según el vencimiento del crédito comercial.

Modalidades de Factoring en función de la cobertura del riesgo de impago:

  • Con recurso

En el factoring con recurso, si la empresa cedente no paga la operación, el banco puede atacar a la empresa cedente de las facturas. Pues en este caso el banco no se hace cargo de no recibir un pago impago de un cliente, además que este aplicara las medidas extrajudiciales y judiciales para garantizar el cobro en caso de ser necesario. Y si ocurre el escenario de que no sea posible cobrar las facturas, el banco devolverá las facturas a la empresa cedente y recuperará el importe previo. Esto se aplica cuando la empresa es muy grande y cuenta con un historial crediticio bueno.

  • Sin recurso

En este caso del factoring, el banco se hace responsable si el cliente no paga alguna factura y no puede arremeter contra la empresa cedente, y esto generaría un aumento en los costos de la operación lo que aumentaría la comisión para el banco.

Beneficios del Factoring

  • Liquidez inmediata

Por medio de este mecanismo las facturas se pueden cobrar en el momento en el que estas se realizan, aunque se aplicara una comisión y la empresa no cobrará la totalidad de la factura.

  • No hay deudas

No hay deudas por el convenio que existe entre la empresa cedente y el banco y la empresa puede pedir un préstamo sin que el factoring le afecte, puesto que habrá conseguido la liquidez necesaria.

  • Externalizar la gestión del cobro

El factoring se puede considerar como un servicio externo para realizar las gestiones de cobro. Esto hace que la empresa no tenga que destinar ningún recurso a este tipo de operaciones. Y, por lo tanto, puede dedicar todos sus esfuerzos en producir y vender.

  • Asesoramiento financiero y comercial

La empresa financiera se encargara de evaluar a la empresa que le cederá las facturas, antes de proceder con el factoring, y ellos tomaran las decisiones para mejorar aquellos aspectos que están mal y a la hora de escoger clientes no aceptaran morosos.

Inconvenientes del factoring

  • Las empresas financieras cobran altas comisiones sobre las operaciones.
  • Si la empresa financiera devuelve la factura en la modalidad con recursos la empresa. cedente puede perder más dinero que si no hubiesen cobrado la factura.
  • Debe de informarle bien a los clientes sobre la situación del proceso de factoring.
  • Si solo se aceptan los clientes solventes, se obtiene la estandarización del proceso de cobro que requiere de un mínimo esfuerzo administrativo.
  • Se pueden crear inconvenientes con los clientes de la empresa porque el periodo de tiempo para retrasar una factura es muy corto.

¿Cómo de útil ha sido este post?

Pulsa en una estrella para valorar

Puntuación promedio / 5. Contador de votos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *